Areas de Trabajo

La Asociación Colombiana de Estudios Regionales y Urbanos-ASCER, dada su razón de ser en la Misión y objetivos, tiene como estrategia para la producción de conocimiento en las ciencias regionales y urbanas, incentivar el pensamiento inter y transdisciplinario. En este sentido, promueve y fortalece con sus prácticas la vinculación de diferentes disciplinas de aprendizaje:

  • Antropología
  • Economía
  • Sociología
  • Arquitectura e ingenieras
  • Trabajo Social
  • Filosofía
  • Comunicaciones
  • Historia
  • Geografía
  • Ciencias políticas
  • Derecho y ciencias jurídicas
  • Estética, diseño y publicidad
  • Salud Pública
  • Psicología
  • Recursos naturales y medio ambiente

Por tales razones la ASCER centra su atención en las áreas temáticas de trabajo que a continuación se detallan, las cuales pueden abordarse desde, junto, con y entre diferentes saberes disciplinares, asumiéndose como objetos de estudios inter y transdisciplinario:

Desarrollo Local.
Espacio

La localidad constituye el núcleo básico donde las realidades son más propias de las acciones individuales y sociales. El conjunto de acciones e interacciones de los diferentes grupos humanos, derivan de construcciones sociales, históricas y antropológicas del espacio, especialmente en su recorte territorial. Es allí donde las interacciones de los seres humanos dan origen y sentido a su lugar, a su localidad. Como recorte territorial, el espacio también se delimita administrativamente, en donde la cuestión de Estado marca y deja su huella: la idea de municipio, el cual se denomina y cataloga en el sentido propio de una localidad Municipal.

Por tanto, el municipio como localidad y recorte territorial es la esencia misma de la intervención para el control y figuración o configuraciones de las formas y contenidos territoriales. Es desde allí y para sí que se produce y reproduce un discurso y unas narrativas de sus acontecimientos y hechos. Cuestiones que empiezan a dibujar la posibilidad del control, la normalización y el conjunto de posibles acciones que, bajo la figura de política territorial, muestra ya la posibilidad de ser intervenido.

En su propia esencia y dinámica se aparece la autonomía, pero también la posibilidad de pensar y actuar bajo la misma y con el otro, los demás, lo cual posibilitaría el reconomicneto de otros espacios, de otros territorios, de otras localidades, de otros sujetos. Desde esa esencia, de esa autonomía y reconocimiento, y en donde la cuestión del ser humano llama a la actuación, es que cobra sentido la posibilidad de un desarrollo del ser humano en dicha escala de análisis: El desarrollo local.

Desarrollo Regional.
Espacio

La cuestión regional constituye una exención de la dinámica territorial de las localidades. No puede pensarse lo regional sin pensar el recorte territorial local y el cual constituye la esencia de la propia dinámica territorial. La propia razón de ser de lo regional encuentra sentido no solo en el conjunto de interacciones sociales del nivel local, sino también en la propia dinámica de las relaciones que emergen de allí y en el vínculo con la disponibilidad de recursos naturales y de otros espacios antrópicos. Y en lo regional también se configuran formas territoriales diversas, que expresan las dinámicas urbanas, suburbanas y rurales, las cuales entretejen formas que dan cuenta de nuevas territorialidades urbanas y la expansión de las mismas, dando origen a otras expandidas y que se desarrollan en espacios bajo la figura de conurbados expandidos, con sus propias lógicas de progresos, acontecimientos y problemáticas por estudiar.

Áreas Metropolitanas.
Espacio

En esa dinámica de lo que también podría denominarse recorte territorial regional, pueden aparecer las metrópolis como formas y figuras que hacen la propia lógica de desenvolvimiento, pero interrelacionadas fuertemente con las que propician las localidades.

Las metrópolis pueden, así mismo, dar origen y sentido a otros recortes igualmente vigorosos bajo la forma de regiones metropolitanas, ciudades regiones, metrópolis expandidas, metápolis, entre otras, y que de todas maneras hace vinculante a lo local, lo regional, subregional y lo rural.

Políticas Públicas de Desarrollo Territorial.
Espacio

Las políticas públicas son formas o dispositivos de carácter imperativo conducentes a materializar acciones específicas para intervenir realidades concretas. Tales intervenciones cobran validez y sentido siempre que haya presencia del ser humano, la gente.

Dado que el núcleo básico o unidad territorial es la localidad, el municipio, allí cobre sentido hablar de políticas de desarrollo local o, en forma más amplía de políticas de desarrollo territorial.

Para la ASCER, el estudio de las políticas de desarrollo constituye un núcleo de reflexión toda vez que encaran el sentido de la teoría, los métodos y formas concretas de poder especificar los proyectos de diversa índole para y por la gente.

Planificación del Desarrollo.
Espacio

Del mismo modo que las políticas de desarrollo territorial son instrumentos poderosos que promueven la idea del desarrollo, en su acepción más amplia, la planificación del desarrollo, constituye otro mecanismo de intervención en favor de una proactividad de la gestión territorial.

Entre mucho de los instrumentos concretos con los cuales cuenta están la planeación municipal o local, la planificación territorial, la planificación sectorial, la planificación regional, la planificación estratégica, el ordenamiento territorial, entre otras.

Pensamiento y Teoría en Ciencias Regionales y Urbanas.
Espacio
Pensar el territorio constituye uno de los objetos de estudio concreto en el marco general de la teoría del conocimiento. En este sentido, podría decirse que es posible hablar de una ciencia regional y urbana, en la medida que hay una episteme que reclama por la rigurosidad y sentido científico de tal ciencia; por tanto, una epistemología regional y no total aludiendo a las ciencias regionales y urbanas.

Los sistemas de pensamiento, sus ideas e historia, relacionados con lo regional y urbano, cobran esencia y sentido a partir de la forma en que se piensa, se aprende y hace posible indagar y preguntarse por lo regional y lo urbano, como objetos de estudio a los cuales transversalita la pregunta por su cientificidad, la reconstitución de una episteme que se reclama de manera disciplinar a interdisciplinar, y en donde cada sujeto de conocimiento (las disciplinas) podrá abordar dicho objeto como una forma de proceder en la construcción de un pensamiento científico sobre los problemas regionales y urbanos que le son inherentes.

Espacio